Vertical de Santa Rosa

 

Pepe en acción

Pepe en acción

Pepe Mendoza es, entre los enólogos de la “primavera valenciana” el más veterano y uno de los más coherentes. Ha pasado, como todos, por su “fase Parker” (cuando Parker se dedicaba a masticar vino, no a beberlo) y ahora es sensible al resurgir de la vinificación de las variedades autóctonas y a la moda de los vinos naturales, pero mantiene una congruencia envidiable en su buque insignia: el Santa Rosa.Este hijo suyo quiere ser la expresión mayúscula de la expresión de la Cabernet Sauvignon en un clima mediterráneo, con la ambición añadida de ser un referente fuera de Burdeos para los amantes de esta uva.

Aprovechando uno de los pocos momentos de relativa tranquilidad, Pepe nos concedió el honor de acudir a nuestro “vinoducto” para degustar 15 añadas de Santa Rosa, desde el 1995 hasta el 2010 (en el 1997 decidió no sacar el vino al mercado por falta de calidad)

Festival de añadas

Festival de añadas

En presencia de los afortunados y fieles de siempre, la cata se dividió en 5 tandas de 3 añadas:

1ª Santa Rosa 1995, 2003, 20072ª Santa Rosa 1996, 2001, 2004
3ª Santa Rosa 1998, 1999, 2010
4ª Santa Rosa 2000, 2005, 2006
5ª Santa Rosa 2002, 2008, 2009

Fue Pepe quien hizo la selección, intentando juntar añadas con un denominador común.Resaltar que, entre los “abuelos” el 1995 se mantiene vivo, aunque ligeramente fatigado, mientras el ´96 tiene aún bastante recorrido.
Personalmente considero la segunda ronda como la mejor, con especial mención al 2001: un fuera de serie que permite disfrutar de la sabiduría de un gran vigneron, bendecido por una añada favorable.
2006, 2009 y 2010 son vinazos que pueden ser descorchados ya o guardados durante varios años y demuestran que Pepe va creciendo junto a sus viñas, haciendo poesía con la fruta de una cepas cada vez más maduras.

Los de siempre

Los de siempre

La simpatía de Pepe, su entusiasmo, su generosidad se reflejan en sus vinos. Vinos para disfrutar, para meditar o para acompañar una buena mesa. Sobre todo vinos asequibles, que hacen de la relación calidad-precio su estandarte.

Muchas gracias por tu labor, Pepe!!! Gracias a ti Villena está en el mapa vitivinícola mundial,

Adega Guímaro en el Celler del Tossal

El pasado 15 de octubre, tuvimos el placer de abrir nuestro “vinoducto” a Pedro Rodríguez Pérez, alma mater de Adega Guímaro, uno de los artífices de la revolución en la Ribeira Sacra, tierra fascinante y de gran tradición vitivinícola, otrora denostada por los amantes de la carpintería y de las orillas del Duero.
A pesar de estar en plena vendimia, Pedro se tomó las molestias de bajar hasta el levante para presentarnos sus vinos.

El culpable

El culpable

Se cataron:

Guímaro Godello 2012
Guímaro Godello fermentado en barrica 2012
Guímaro tinto 2011
Guímaro Finca Meixemán 2011
Guímaro Capeliños 2011
Guímaro Finca Pombeira 2010

Los vinos

Los vinos

Poco hay que decir, porque, cuando los sentidos gozan, las palabras sobran… Tuvieron que ser los puntos Parker otorgados a los últimos dos vinos, más conocidos bajo la marca Raúl Peréz como Pecado y Perdición, en catapultar a este reservado enólogo a la liga de los “bigs”.
A pesar de la calidad de los blancos, creemos que son los tintos los que mejor expresan la filosofía de Pedro. Vinos que son el resultado de un desafío a las leyes de Newton, donde la mencía (junto a otras variedaes autóctonas) se hace transmisora del terroir, sin sufrir el maquillaje de la madera nueva. Vinos frescos, aromáticos que se elaboran en parte con el raspón para mitigar el contenido alcohólico. En resumen, vinos que hacen que la abuela, mater familiae en la Galicia matriarcal, esté orgullosa de su nieto.
Personalmente me quedo con el Finca Meixeman y el Capeliños, pero os animo a probar toda la gama, porque hay para todo los gustos y bolsillos.

Tomando nota

Tomando nota

Aprovechamos este espacio para agradecer a Pedro su tiempo y sobre todo su esfuerzo, que nos permite disfrutar año tras año de estos vinos de paisaje.
Y para los que no se quedaron a cenar, aquí va una muestra de lo que se perdieron…

No de sólo vino vive el hombre

No de sólo vino vive el hombre

Llega el octubre gallego!!!

Ya ha llegado el otoño (a pesar de los termómetros) y, tal como anunciado, unos humildes servidores levantino nos dedicaremos, durante el mes de octubre, a rendir homenaje a la gastronomía gallega y a sus vinos (de lo más destacable dentro del panorama nacional). Para más información os remetimos a las páginas: www.gastrogallego.wordpress.es y www.facebook.com/GastroGallego.

A lo largo de la semana publicaremos nuestro menú y una resña de los vinos a degustar.

Hay vida tras el Prestige…

Vuelta al cole

Ya se ha acabado el verano (o casi) y con energías más o menos renovadas nos preparamos a enfrentarnos a este enésimo otoño de crisis…

Como antidepresivo, tenemos pensado dedicar un mes a la gastronomía gallega y a sus vinos que son (a nuestro humilde entender) de lo más interesante dentro del actual panorama vitivinícola español. Junto con otros restaurantes, empezaremos a mediados-finales de septiembre. Ya os iremos informando.

Otro desafío de cara al nuevo curso es una apuesta a favor del vino italiano: hay vida más allá del Lambrusco y nos gustaría contribuir a descubrirla.Todo esto sin traicionar la “internacionalidad” de nuestra carta de vinos. De hecho pronto volveremos para contaros de un interesante descubrimiento en tierras galas.

A disfrutar de los últimos días de playa!!!!

Cata vertical de la Bodega Casa Castillo, 11/04/2013

Los vinos de José María Vicente no son inmediatos, más bien requieren un paladar algo entrenado, pero no exageramos si hablamos de una de las mejores expresiones de la uva Monastrell en el Mediterráneo español. Para conocer más su filosofía y sus viñedos, remitimos a esta página.

El jueves 11 de abril tuvimos la suerte de abrir nuestro “vinoducto” para acoger una degustación de añadas antiguas de sus vinos de alta gama. Entre los asistentes algunos de los profesionales más inquietos de la restauración valenciana, reunidos para degustar las joyas de nuestro vigneron murciano.

Se cataron en orden:
Pie Franco 2010 (muestra de barrica)
Pie Franco 2008
Pie Franco 2006
Pie Franco 2005
Pie Franco 2002
Pie Franco 1998
Las Gravas 2009
Las Gravas 2008
Las Gravas 2007
Las Gravas 2001

Lamentablemente un par de botellas salieron afectadas por el maligno TCA (corchazo en vulgar), pero la cata evidenció esa evolución hacia la elegancia y la “desmaderización” que tanto preocupa a José María. Impresionaron el Pie Franco 2010 y Las Gravas 2001. El Pie Franco 2006 resultó haber llegado al principio de su curva descendente, por eso es recomendable su disfrute inmediato, mientras el Pie Franco 2008 nos permite atender tranquilamente la evolución de ese soberbio 2010.

Muchas gracias Keko.

El Celler del Tossal

Cata vertical Bodega Casa Castillo

El Celler del Tossal

Cata vertical Bodega Casa Castillo